El garaje de mi comunidad tiene filtraciones ¿Qué hago?

El garaje de mi comunidad tiene filtraciones ¿Qué hago?
El garaje de mi comunidad tiene filtraciones ¿Qué hago?

En el garaje de mi edificio hay daños por filtraciones de agua. Soy propietario de esa comunidad, pero no dispongo de plaza,

¿tendría que hacer frente a esa derrama?

Si vives en una comunidad de propietarios y el garaje de tu edificio tiene daños por filtraciones de agua, es posible que te preguntes si tienes que pagar la reparación aunque no tengas plaza de garaje asignada.

En este artículo te explicamos qué dice la ley al respecto y qué opciones tienes para evitar conflictos con tus vecinos.

Según el artículo 9.1.e de la Ley de Propiedad Horizontal, todos los propietarios están obligados a contribuir al sostenimiento de los gastos comunes del edificio, según su cuota de participación o lo que se haya establecido en los estatutos.

Esto significa que, aunque no uses el garaje, tienes que pagar una parte proporcional de su mantenimiento y reparación.

Sin embargo, hay casos en los que se puede eximir a algunos propietarios del pago de determinados gastos, siempre que se cumplan dos requisitos: que se trate de servicios o instalaciones que no sean imprescindibles para la adecuada conservación, habitabilidad y seguridad del inmueble, y que se apruebe por unanimidad en la junta de propietarios.

Por ejemplo, si el garaje tiene un ascensor que solo usan los propietarios de las plazas, se podría acordar que solo ellos paguen los gastos derivados de su uso y mantenimiento.

Pero si el garaje tiene una filtración de agua que afecta a la estructura del edificio o a las viviendas, todos los propietarios tendrían que hacer frente a la reparación.

En cualquier caso, lo más recomendable es intentar llegar a un acuerdo amistoso con el resto de la comunidad, teniendo en cuenta el interés general y el beneficio común.

Si no es posible, se puede recurrir a la vía judicial para impugnar los acuerdos que se consideren abusivos o injustos. Para ello, es necesario contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho inmobiliario.