Qué regulan los estatutos de la comunidad de bienes

Los estatutos de la comunidad de bienes regulan las relaciones entre los propietarios

Los estatutos de la comunidad de bienes son clave para un buen funcionamiento de la comunidad

Una comunidad de propietarios es una comunidad de bienes. Pero también hay diferencias entre ellas. Por ejemplo, una se rige por la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) y la otra por el Código Civil. Son dos figuras a las que pueden acudir los propietarios de una vivienda para regular las relaciones con el resto de propietarios. Por ello, contar con unos estatutos de la comunidad de bienes claros y bien estructurados es clave para el buen funcionamiento de la comunidad.

La comunidad de bienes se caracteriza por la idea de que varios sujetos tienen un mismo derecho real sobre una cosa. Simultáneamente. Por su parte en la propiedad horizontal destaca la idea de que varios sujetos son titulares de un derecho de propiedad de bienes privativos. Y, a la vez, de bienes comunes del edificio.

Una de las semejanzas de la comunidad de bienes y la comunidad de propietarios es que la gestión se suele descargar en la administración. Por ello la confianza y el asesoramiento previo es fundamental. Hay que buscar entre los administradores aquellos que ofrezcan garantías, seriedad.

A partir de ahí es importante contar con unos estatutos de la comunidad de bienes o unos estatutos de la comunidad de propietarios. Unas normas que tienen carácter voluntario, no son obligatorios.

Sin embargo, son una garantía de una convivencia más pacífica, ya que al estar todo regulado todos saben cómo actuar. Además el administrador tiene así una base para mediar en los conflictos entre vecinos.

¿Cuál es el contenido de los estatutos de la comunidad de bienes?

En ellos, al igual que los estatutos de la comunidad de propietarios, se establece el uso y destino de los pisos y locales, así como de los servicios e instalaciones comunes de la comunidad. Además incluye los gastos que hay que tener presente para su mantenimiento, la administración de fincas, el gobierno de la comunidad, seguros, conservación y reparaciones.

En resumen, los estatutos de la comunidad de bienes tratan de regular las cosas que pertenecen a todos. Para ello es importante que exista una reflexión previa de cómo hacerlo. Y además dejar margen para adaptar los estatutos de la comunidad de bienes a las circunstancias de cada momento. Para ello es fundamental asesorarse bien y apoyarse en unos buenos administradores. Para que esos estatutos regulen de manera eficiente y efectiva las relaciones entre los propietarios.

Además, los estatutos de la comunidad de bienes tienen que estar sometidos a la LPH y al Código Civil. Eso significa que no pueden contradecir las normas de esta ley. Para redactarlos lo mejor es consultar con un administrador.

En nuestro despacho contamos con un servicio de asesoramiento jurídico. Gracias a este servicio, la administración de fincas puede asesorar mejor. Tanto sobre la forma y el contenido de los estatutos como sobre la figura de la comunidad de propietarios. Siempre atendiendo a sus características y necesidades.