La Normativa sobre Ascensores en Comunidades de Vecinos: Lo que Debes Saber en 2023

La Normativa sobre Ascensores en Comunidades de Vecinos: Lo que Debes Saber en 2023
La Normativa sobre Ascensores en Comunidades de Vecinos: Lo que Debes Saber en 2023

La instalación y mantenimiento de ascensores en comunidades de propietarios es un tema que genera muchas dudas y controversias.

Es crucial entender cuándo es obligatorio instalar un ascensor y cómo se gestionan estos procesos dentro de la comunidad.

Obligatoriedad de Instalación de Ascensores

Según el artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), la instalación de ascensores es obligatoria en ciertos casos, como para garantizar la accesibilidad universal o cuando lo soliciten propietarios con discapacidad o mayores de 70 años.

Este requisito busca asegurar el uso adecuado de los elementos comunes a todas las personas.

Casos en los que No es Obligatorio

La instalación de ascensores no es obligatoria si no se dan las circunstancias anteriores.

Sin embargo, si el coste de la obra, después de descontar ayudas y subvenciones, supera cierto límite, se requiere un acuerdo de la junta de propietarios.

Edificios que Deben Tener Ascensor

Los edificios que deben contar con ascensor incluyen aquellos que por normativa de construcción lo requieran, donde vivan personas con discapacidad o mayores de 70 años que lo soliciten, y aquellos donde la comunidad de propietarios haya acordado su instalación.

Guía de Financiación y Votación

La instalación y mantenimiento de ascensores en edificios residenciales es un tema que genera dudas y debates en muchas comunidades de vecinos, desde quién debe asumir los costos hasta cómo se vota su instalación.

Con la información correcta y una estrategia clara, la gestión de estos proyectos puede realizarse de manera efectiva, asegurando el bienestar de todos los residentes.

Financiación del Ascensor: ¿Quién Paga Qué?

La financiación de la instalación de un ascensor en una comunidad de vecinos puede abordarse de varias maneras, dependiendo de los recursos de la comunidad y las opciones disponibles:

  1. Cuotas Especiales: La comunidad puede acordar el pago de cuotas especiales para cubrir el costo de la instalación del ascensor.
  2. Subvenciones y Ayudas: Investigar la disponibilidad de subvenciones o ayudas ofrecidas por el gobierno local, regional o nacional para la mejora de la accesibilidad en edificios residenciales.
  3. Financiación Bancaria: La comunidad puede optar por solicitar un préstamo destinado a comunidades de propietarios para financiar el proyecto.
  4. Fondo de Reserva: Utilizar el fondo de reserva de la comunidad, aunque este fondo suele estar destinado a cubrir reparaciones y mantenimiento y puede no ser suficiente para financiar la totalidad del proyecto.

Votación para la Instalación del Ascensor

Para aprobar la instalación de un ascensor en una comunidad de propietarios en España, la Ley de Propiedad Horizontal establece diferentes mayorías según el propósito de la obra:

Para obras de accesibilidad para personas con discapacidad o mayores de 70 años, incluyendo la instalación de ascensores para estos fines, se requiere una mayoría simple.

Esto significa el voto favorable de más de la mitad del total de los propietarios que, a su vez, representen más de la mitad de las cuotas de participación en la comunidad.

Además, la ley estipula que si se trata de obras para asegurar la accesibilidad, y cuyo coste no excede de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes, no será necesario acuerdo alguno, siendo obligatorio para la comunidad su realización y financiación.

Para la instalación de un ascensor por mejora, no específicamente por razones de accesibilidad, tradicionalmente se requería la aprobación de tres quintos de los propietarios, que representen a su vez tres quintos de las cuotas de participación.

Sin embargo, es importante revisar la normativa más reciente o consultar con un profesional, ya que las leyes pueden sufrir modificaciones.

Es crucial tener en cuenta que estas condiciones pueden variar si la legislación se actualiza.

Por lo tanto, siempre es recomendable consultar la normativa vigente o a un profesional en derecho inmobiliario para obtener información precisa y actualizada.

La Normativa sobre Ascensores en Comunidades de Vecinos: Lo que Debes Saber en 2023
La Normativa sobre Ascensores en Comunidades de Vecinos: Lo que Debes Saber en 2023 (imagen ascensores Alapont)

¿Qué pasa si solo un vecino quiere el ascensor?

Si la instalación del ascensor se solicita por motivos de accesibilidad, y beneficia directamente a personas con discapacidad o mayores de 70 años, la comunidad está obligada a costearlo, hasta un límite del importe anual de doce mensualidades de gastos comunes.

Más allá de este límite, el coste adicional puede requerir negociación o la búsqueda de subvenciones y ayudas públicas.

¿Los vecinos de plantas bajas pagan menos?

Según la Ley de Propiedad Horizontal, todos los propietarios deben contribuir a los gastos generados por los servicios comunes, como es el caso de un ascensor, en proporción a su cuota de participación en la comunidad, a menos que los estatutos de la comunidad indiquen lo contrario.

No obstante, ha habido casos en los que se ha argumentado que los propietarios de las plantas bajas se benefician menos del ascensor que aquellos que viven en pisos más altos.

La jurisprudencia y las modificaciones legislativas han abordado esta cuestión, y en ciertas circunstancias, se ha permitido ajustar las cuotas de participación de los gastos del ascensor, reflejando el diferente grado de uso o beneficio entre los propietarios.

Esto significa que, en algunas comunidades y bajo ciertas condiciones, es posible que los vecinos de las plantas bajas paguen menos por el mantenimiento del ascensor que los vecinos de plantas superiores, especialmente si estos últimos son los que principalmente se benefician del uso del ascensor.

Para aplicar este tipo de ajustes, generalmente es necesario un acuerdo en la junta de propietarios, y dicho acuerdo debe cumplir con los criterios establecidos por la ley y la jurisprudencia.

Es importante destacar que cualquier modificación en la distribución de gastos debe considerar la equidad y el beneficio que cada propietario obtiene de los servicios comunes, incluido el ascensor.

¿Cuándo un vecino se niega a pagar su parte, qué soluciones hay?

Cuando un vecino se niega a pagar su parte de los gastos comunes en una comunidad de propietarios, existen varias soluciones:

  1. Comunicación y Mediación: Intentar resolver el conflicto a través de la comunicación directa o mediante la mediación de la junta de vecinos o el administrador de la finca. A menudo, el diálogo puede solucionar malentendidos o disputas.
  2. Requerimiento Formal: Enviar un requerimiento formal de pago, preferiblemente a través de burofax, detallando las cantidades adeudadas y otorgando un plazo razonable para el pago.
  3. Procedimiento Monitorio: Si el requerimiento formal no resulta en el pago, la comunidad puede iniciar un procedimiento monitorio. Este es un proceso judicial rápido y eficaz para reclamar deudas de cuotas de comunidad, que no requiere abogado ni procurador para cantidades inferiores a 2.000 euros.
  4. Inscripción de la Deuda en el Registro de la Propiedad: La ley permite inscribir la deuda en el Registro de la Propiedad. Esto significa que, si el propietario deudor intenta vender o hipotecar su vivienda, la deuda aparecerá en el registro, y el comprador o el banco pueden exigir su pago.

¿Cuándo los dueños de los bajos o locales comerciales están exentos de pagar el ascensor e incluso su mantenimiento?

En cuanto a si los propietarios de un bajo o local comercial deben pagar los gastos de mantenimiento del ascensor, la respuesta general es sí.

Según la Ley de Propiedad Horizontal, todos los propietarios, incluidos los de bajos y locales comerciales, deben contribuir a los gastos comunes en proporción a su cuota de participación, a menos que los estatutos de la comunidad establezcan lo contrario.

Sin embargo, existen situaciones en las que los dueños de los bajos o locales comerciales podrían estar exentos de pagar el ascensor:

  1. Exención por Estatutos: Si los estatutos de la comunidad establecen expresamente que los bajos o locales comerciales están exentos de contribuir a los gastos del ascensor.
  2. Instalación Posterior: Si los locales o bajos ya estaban exentos de contribuir a los gastos de un ascensor que no existía en el momento de la compra, y esta exención estaba registrada en los estatutos de la comunidad o en el título de propiedad.
  3. No Beneficio Directo: En casos muy específicos, donde se pueda argumentar y demostrar que el local comercial o bajo no obtiene ningún beneficio del uso del ascensor, podría plantearse una exención. No obstante, este es un argumento difícil de sostener, dado que la presencia de un ascensor puede revalorizar todas las propiedades del edificio y mejorar la accesibilidad general.

Es importante recordar que cualquier modificación a las obligaciones de pago de los propietarios debe ser acordada en junta y, preferiblemente, reflejarse en los estatutos de la comunidad para evitar conflictos futuros.

Para situaciones específicas y asesoramiento personalizado, siempre es recomendable consultar con un profesional especializado en propiedad horizontal y derecho inmobiliario.