¿Que hacer si nos roban el cubo de basura de nuestra comunidad?

Cada contenedor tiene un valor aproximado de entre 60€ y 250€, dependiendo del modelo y de su capacidad, por lo que resulta un botín muy atractivo para los cacos.

Cada año se roban centenares de cubos de basura.

En el año 2008 un indigente llegó a acumular 231 contenedores de basura en un solar del centro de Madrid (barrio de Huertas).

Los contenedores más grandes, con capacidades de 800 y 1.000 litros, están ubicados de forma permanentemente en la vía pública.

Por el contrario, los contenedores de 120 litros (gris con tapa naranja para restos orgánicos y amarillo para envases) están destinados a las comunidades de vecinos, particulares y comercios y deben guardarse en los inmuebles fuera del horario de recogida.

Al “dormir” en la calle, su robo es relativamente sencillo, por lo que cualquier Comunidad de Propietarios está expuesta a que desaparezcan sus cubos de basura durante la noche.

Además de robos, muchos contenedores son objeto de vandalismo, sobre todo, durante las noches de los fines de semana. Los cubos sufren pintadas, son quemados, destrozados, trasladados de sitio…

La reposición de cubos de basura es responsabilidad del Ayuntamiento de cada municipio y salvo excepciones, el procedimiento de reposición de contenedores de basura es similar en todas las localidades.

Los ciudadanos, pueden solicitar al Ayuntamiento de forma gratuita la instalación de nuevos cubos de basura, así como su cambio de ubicación, sustitución por deterioro y retirada.

Para solicitar la reposición del cubo de basura, es imprescindible que la Comunidad de Propietarios presente la denuncia por robo o vandalismo.

Una vez denunciada su desaparición y seleccionada la capacidad del contendor, deberemos rellenar la solicitud en el modelo que corresponda (comercio o Comunidad de Propietarios) y adjuntar la denuncia.

Cada cubo de basura está identificado con una pegatina en la que se detalla la dirección a la que pertenece, no obstante, es recomendable que se indique a gran tamaño el número de portal o realizar algún tipo de señal para reconocerlo.

Por último, cabe recordar que las tapas de los contenedores deben estar siempre cerradas, la bolsas bien selladas y nunca depositar basura fuera de los cubos; el incumplimiento de estas normas será considerado como una infracción a la Ordenanza de Limpieza y puede ser motivo de denuncia por parte de la policía municipal.