¿Se puede celebrar a distancia una reunión de vecinos?

La llegada de la pandemia del Covid 19 ha traído cambios a muchos niveles, y las medidas de prevención de infecciones están dificultando la celebración de un evento que antes era tan normal y común como una reunión de vecinos.

Sin embargo, las comunidades deben seguir funcionando, por lo que se están buscando posibles soluciones.

¿Es legal celebrar una reunión de vecinos de forma virtual?

Los límites del número de personas no convivientes que pueden reunirse en espacios abiertos o cerrados varían en cada Comunidad Autónoma, pero la norma es que no puede haber más de seis o diez personas.

Actualmente, Cataluña es la única comunidad autónoma que se refiere explícitamente a las juntas de vecinos en su legislación y ha suspendido la obligación de convocar y celebrar estas juntas hasta abril de 2021.

No existe una medida similar en el resto del territorio, pero como las reuniones autorizadas tienen un aforo muy limitado, en la práctica, la celebración de una reunión presencial de la comunidad de vecinos no es viable en estos momentos.

Alternativa a las reuniones vecinales presenciales: reuniones virtuales

La ley de propiedad horizontal se refiere a la obligación de celebrar al menos una junta de vecinos anual. Pero en este caso, el mantenimiento de la salud pública es obligatorio y no se celebran reuniones presenciales.

Esto ha llevado a muchos administradores y vecinos a preguntarse si es posible celebrar la reunión por videoconferencia.

Esta cuestión ya ha sido comentada por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas, que afirma que las reuniones online no están reguladas por la legislación de comunidades de propietarios y, por tanto, no cuentan con su aprobación.

Esto significa que pueden celebrarse, pero si son impugnados por una parte interesada, los acuerdos tomados en la junta de propietarios serán declarados nulos.

Además, hay que tener en cuenta que muchos propietarios son personas mayores que, por lo general, no tienen acceso a Internet y no entienden muy bien cómo funciona una videoconferencia, por lo que celebrar la reunión de esta manera dificulta mucho su asistencia.

Aunque las herramientas virtuales no se consideran legalmente formas de gestión comunitaria, en los últimos meses las conversaciones por mensajería instantánea, las videoconferencias e incluso los sistemas de votación en línea como Doodle han demostrado ser muy útiles para mantener el funcionamiento más o menos normal de las comunidades.

Hasta la fecha, no existe ninguna alternativa a las reuniones presenciales para los residentes con estatus legal pleno, y como las reuniones presenciales no son una opción en este momento, miles de asociaciones de residentes se encuentran actualmente en el limbo y han optado por prorrogar las cuotas hasta que haya una solución viable.

Por su parte, los administradores de fincas piden que se aproveche este complicado momento para modernizar la gestión de la comunidad incluyendo en la ordenanza la posibilidad de celebrar una junta de vecinos de forma digital, y que tenga la validez legal para garantizar que los acuerdos alcanzados sean válidos.

Información actualizada sobre el desarrollo de las reuniones a distancia

Recientemente, se ha aprobado en el Congreso una propuesta para permitir las juntas de propietarios telemáticas o a distancia para dar solución a cualquier comunidad que no haya renovado su posición en más de un año o que haya tomado decisiones importantes en su comunidad que requieran la aprobación y presencia de un gran número de vecinos.

Sin embargo, para mantenerlos a todos, los propietarios deben tener la información de la reunión y facilitar la capacidad de conectar con todos. Es decir, no debe haber propietarios excluidos o que no puedan asistir por razones técnicas, y se les debe ofrecer una solución alternativa.

En cualquier caso, los acuerdos tomados a distancia durante la junta de propietarios son definitivos y plenamente válidos según la nueva normativa.