¿Contrato o no, un seguro para mi trastero?

Asegurar un trastero es tan importante como asegurar nuestra vivienda.

Éste espacio tan útil en demasiadas ocasiones hace de armario, caja fuerte, despacho, biblioteca o depósito de los abrigos de pieles.

En los trasteros de las Comunidades de Vecinos solemos guardar bienes, algunos de un valor considerable, que bien por robo (es una de las zonas más vulnerables), bien por daños de agua, incendio u otros siniestros podemos perder.

Pero, ¿existen pólizas especiales para asegurar un trastero?

1. Asegurar el trastero con el Seguro de Hogar:

Como una parte más de la vivienda (si se encuentra en el mismo edificio) al igual que la plaza de garaje, el trastero (continente) y su contenido pueden incluirse dentro de la póliza de seguro de hogar, para ello habrá que comprobar los términos en que es posible y las garantías que ampara el seguro, que pueden ser frente a daños propios o de terceros colindantes.

En el caso de que nuestro seguro de hogar no lo contemple expresamente, cabe la posibilidad de añadirlo al seguro multirriesgo de forma adicional mediante cláusula particular o especial.

En algunas compañías de seguros, la mayoría, limitan el capital de contenido del trastero a una cantidad concreta, técnicamente se trata de la modalidad “a primer riesgo”  o sublímite de la suma asegurada. Otras compañías de seguros, en cambio no aplican ningún tipo de límite para el trastero y coincidirá con el valor asignado al contenido del seguro de hogar en conjunto, tanto para la vivienda como para el trastero y garaje.

También puede suceder que la compañía limite un máximo por objeto, por eso es importante declarar los bienes de valor contenidos en el trastero, instalar las mismas medidas de seguridad de la vivienda o adicionales, tales como puertas seguras, cámaras de seguridad, un sistema de control de accesos, especialmente para algunas pertenencias, como las bicicletas, e incluso contratar un seguro especial para bicicletas que puede incluir cobertura de robo, accidentes, responsabilidad civil y ser una excelente opción.

Es indudable que el precio del seguro estará en función a la amplitud de las garantías, límites y franquicia, en general lo barato resulta caro.

2. Asegurar el trastero con el Seguro de la Comunidad de Propietarios:

También es aconsejable revisar el seguro suscrito por la Comunidad de Propietarios para el edificio y sus anexos, ya que éste puede hacerse cargo de garajes y trasteros de propiedad común y podríamos estar duplicando garantías en el ámbito del Continente (lo que no quiere decir que si ocurre algún siniestro cobremos dos veces o que tengamos asegurados los bienes, enseres u objetos contenidos en el mismo).

En algunas Comunidades de Propietarios se habilitan espacios cerrados y seguros para la guarda (incluso custodia) de algunos enseres particulares de los vecinos y propietarios, por ejemplo taquillas, guarda muebles etc. que precisan para su aseguramiento, del consejo de un mediador de seguros experto.

Los trasteros u otros espacios similares de uso privativo, en algunas pólizas de seguro multirriesgo no están contemplados en la definición de objeto del seguro.

para asegurar un trastero es importante tener en cuenta su ubicación, las medidas de seguridad activas y pasivas, el uso al que lo destina cada propietario, el valor de su contenido y las instalaciones disponibles y dependiendo de las coberturas, límites y condiciones de cada póliza puede ser necesario suscribir además un seguro adicional para los objetos especiales o de valor y no queden desprotegidos en caso de un siniestro.

Teniendo todos estos factores en cuenta, para saber cual es la mejor opción en cada caso, una opción a tener en cuenta es preguntarnos y de forma especializada se le asesorará y ofrecerá la alternativa que más se ajuste a su situación.

Preguntar al primo de los zumos puede resultar más caro que hacerlo a un profesional.